Publicación Acción

Es necesario expresar libremente el pensamiento político para el fortalecimiento de nuestro sistema democratico, republicano y representativo.



sábado, 15 de septiembre de 2018

EL NEO-TRANSFUGUISMO



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra



El transfuguismo,  violenta el principio de la representación  y, está prohibido por la ley; no obstante, Nayib Bukele, según declaraciones de dirigentes del PCN, publicadas en La Prensa Gráfica, está sobornando a las estructuras más pobres de dicho partido, obteniendo su apoyo político; presenta, dicho proceder, escenario de neo-trasfuguismo, no sancionado por la ley, pero sí, por los partidos políticos; de sancionarse, obligaría a la expulsión del partido, pero sin anular el cargo público ostentado, lo cual daría al tránsfuga, la ficción de tener,  de quien le ha pagado, formal representación política.

Si el PCN, ha denunciado la compra de sus afilados con  cargo público, es de suponer que lo mismo se ha hecho con los afiliados del PDC y de ARENA. El caso de Julio Henríquez Medina, concejal de la Alcaldía de Ilopango,  quien ha dado públicamente su apoyo  a Nayib Bukele, afirmando en  el periódico digital UtimaHora.sv, que se ha pasado a Nuevas Ideas. No importa el motivo de su decisión,  ha sido por convicción o dinero, pues está ejerciendo un cargo público con intereses contrarios al partido que lo eligió: el dilema practico es ¿Qué línea política seguirá?, seguramente no, la de los electores.

El cambiar de línea política, es normal y, la ley  no regula la decisión  de la voluntad humana;  sin embargo, haciendo una analogía, podríamos compararla con la compra de un voto, en el día de las elecciones, derivando de allí,  una tipo de fraude electoral, aún no regulado por la Ley, pero sí, por la ética.

Según el Art. 104 lit. d, de los Estatutos de ARENA,  dicho Concejal, pierde su afiliación al partido; esto, si se le llevase ante el Tribunal de 1ª Instancia, pero no, el de funcionario propuesto por el partido, así podría proclamarse, como el primer Concejal de Nuevas Ideas, sin haber sido aún sometido a elecciones.  Razón por la que, aplicar este Art. sería de hecho, facilitar y avalar el transfuguismo. La única manera de evitar más deserciones, es aplicar una “suspensión de los derechos del partido”, inhabilitándolo, para pasar a otro partido, manteniendo la estabilidad  en público, pues de hecho, esa persona, hará todo lo posible por favorecer a quien le ha ofrecido algún beneficio político o dadiva.

El rumor político dice que, para asegurar la candidatura de Bukele en GANA,  cada uno de los diputados de dicho partido, fue favorecido  con $ 30,000, en un plan orquestado desde Casa Presidencial y, financiado desde la estructura oculta de Saca, pues solo  ha sido encontrado un 10% de lo defraudado al Estado.

El hecho de cada diputado, de su aval para que Nayib Bukele ingrese a su partido, no es delito, ni lo es,  la intriga política, ni usar el dinero que fue defraudado al Estado, si éste, no ha sido señalado como tal, por la Fiscalía General de la República; sin embargo, sí dice que el sistema político, está podrido y corrupto, sin que se cumpla el fin de conducción del país.

Nayib Bukele, ha desmentido la acusación de haber sobornado a funcionario alguno, sin embargo ¿es para el público en general creíble dicha afirmación? La votación de febrero del 2019, lo dirá.

La población percibe que en la vida política, está privando el interés de poder, para que los funcionarios públicos se lucren, pues “invierten” en la política, para que  ésta, les reditué aún más.

Ya no es la política para defender sus intereses económicos, pero sí, para adquirir directamente un bienestar económico, mediante el latrocinio de los bienes públicos; ese, es el mensaje que nos han dejado Tony Saca, Mauricio Funes y hoy Nayib Bukele.

viernes, 14 de septiembre de 2018

LA ZONA ECONOMICA ESPECIAL



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra


La pretensión inicial de China, era una zona autónoma en la costa, de 5,000 kms2, lo que  siendo inconstitucional, se cambió por la figura de proyecto de “Ley De La Zona Económica Especial De La Región Sur Oriental de El Salvador”, solicitándola, antes del rompimiento con Taiwán. La extensión hoy propuesta,   abarca poco más de 2,000 kms2, la cual debe desarrollarse  previamente, para cumplir los fines propuestos. Este proyecto, presenta cinco problemas conceptuales, que no traerán beneficio ni sustentabilidad: crearán un inmenso endeudamiento como el de Venezuela, Sri Lanka o los países africanos.

Los problemas son: 1) control absoluto del Ejecutivo, 2)  exclusión   de nacionales,  3) desarrollo previo  de la zona, 4) insostenibilidad a mediano plazo 5) La zona económica, abarcará, la zona costera, permitiendo la explotación de los recursos marinos y del gas natural, lo que no es típico, de una zona maquilera.

Aunque se incluya la participación de dos alcaldes, el ejecutivo tendrá pleno control de todo proyecto. Por lo que, en algún momento, todo podría ir contra la autonomía administrativa municipal, garantizada por la Constitución. La experiencia hondureña nos enseña que, es necesario un desarrollo previo, no contemplado  aún en el proyecto de ZEE y,  el cual tendría que costearse  con deuda; el mantenimiento de dicha infraestructura, no sería sostenible en el tiempo, pues si cada empresa, aporta el 3% de su inversión para desarrollo, al llegar al límite de inversionistas, en una suerte de  pirámide, sólo será sostenido por los impuestos de nacionales en la zona y, no tendrían  capacidad para sostener la infraestructura creada, especialmente la que esté bajo responsabilidad de las municipalidades: sería necesario aumentar los impuestos a los salvadoreños en el área y, las actividades excluidas de beneficios fiscales, como la caña, se verían perjudicadas.

El sistema esta creado para un endeudamiento progresivo e insostenible a largo plazo. El desarrollo de la zona, fue planteado a Taiwán a un costo de 27,000 millones de dólares. China ofrece  comprar la deuda nacional, la cual llega a casi 20,000 millones de dólares y financiar el desarrollo del área. 
El presidente chino, Xi Jinping, anunció un nuevo paquete de financiación (60,000) millones) en el discurso inaugural del Foro de Cooperación China-África (FOCAC) en Pekín, para buscar el desarrollo, del continente africano; sin embargo, igual política ha sido desarrollada en Venezuela, que le debe hoy, 70,000 millones, ahora Nicolás Maduro está renegociando su deuda, pues Venezuela no puede pagarla y, dará como pago, la administración de sus  pozos petroleros. De esta manera Sri Lanka, ha perdido  un puerto y África, perderá sus recursos naturales.

Se nos ofrece negocios a corto plazo y, satisfacer las necesidades de la zona, pero a un costo mucho mayor, a largo plazo, pues las actividades económicas, no relacionadas con la actividad China, tendrán un perjuicio económico.

Nueva Zelanda fue el primer país desarrollado, en subscribir un TLC con China; hoy,   está preocupado por la facultad que, a las empresas chinas, da el acuerdo de llevar a juicio al gobierno de Nueva Zelanda,  caso que este, decidiese restringir, de cualquier modo, el comercio y las inversiones chinas, por motivos asociados a los derechos laborales, las normas ambientales, de salud y las desventajas en que han caído los productores agrícolas neozelandeses. Se han presentado ya, problemas medioambientales y de salud pública y, de competividad agropecuaria. Varias empresas han cerrado por causa de su asocio con empresas Chinas.

La prometida bonanza será  ilusoria; sólo asegurará el neo colonialismo Chino. ¿Con qué pagaremos? Con nuestro gas natural, nuestros recursos marinos y mineros. Y el desmedro de nuestra industria azucarera. ¿no seremos entonces una colonia?