Publicación Acción

Es necesario expresar libremente el pensamiento político para el fortalecimiento de nuestro sistema democratico, republicano y representativo.



sábado, 3 de noviembre de 2018

EMIGRANTES: CARNE DE CAÑÓN



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra


El 31 de octubre, salió la segunda caravana de  emigrantes salvadoreños, hacia Estados Unidos. Causa: el Estado fallido que vivimos, aunque  sus consecuencias, en lo económico y social, lo sufrirá Estados Unidos. Normalmente, emigrar es  decisión personal  del ciudadano, forzado por su condición de vida insegura y precaria, pero esta caravana, ha sido organizada, constituyéndola  un arma política: es tragedia de manipulación social; los emigrantes  serán sólo carne de cañón.

La baja de emigración hacia Estados Unidos, a  que ha hecho alusión el Gobierno, débese al endurecimiento de la política migratoria de los Estados Unidos y al alza del  precio de la emigración ilegal: de un promedio  de $ 3,000.00 ha subido a cerca de $ 7,000.00, limitase quienes pueden sufragarlo (estimase hoy, una emigración diaria, de 140 personas, lo cual equivale a un 24.46% de la población de salvadoreños, según datos ONU, 2017). Crease una “acumulación” de emigrantes, que ha conformado esta caravana, cuya masa es fuerza, pues obliga a su protección;  cualquier presión, que para detenerla,  hagan los Estados Unidos  sobre Centroamérica y México, fracasará.

La emigración crea  en el país, “alivio social”, pues  aparte de librarlo  de personas que no producen dentro “del sistema”, sí consumen, creando presión social en el sistema; su emigración origina un ingreso que, en conjunto, alivia la economía nacional (sólo en el primer semestre de este año, hubo en remesas $ 2,688.6 millones, creciendo un 11.2% respecto del año anterior)  puede  bien afirmarse que: la suma de remesas, es equivalente al presupuesto general de la nación.

Los emigrantes creen, que por graves que sean las penas en el extranjero, siempre serán más llevaderas que las que sufren en el país, y por eso,  sintiendo tan “natural y opresivo su entorno” (que no pueden cambiarlo), deciden su  emigración. Confían en que, por muy severas que sean las leyes norteamericanas, su situación  será siempre más benigna, que la que sufren en su propia tierra.

Al analizar este fenómeno se concluye que, los sistemas políticos centroamericanos han colapsado: no brindan un medio seguro de vida a sus ciudadanos, ni permiten  cambio  alguno en el sistema.  Con sólo  un poco de habilidad,  se ha organizado  una emigración masiva, cuya naturaleza trata el Gobierno de desvirtuar.

La caravana actual y las subsiguientes, serán detenidas en la frontera con Estados Unidos y, los emigrantes  serán encerrados en  campamentos, en los que habrá que suministrárseles abrigo, medicina, alimentación y asesoría legal. Habrá un costo político de largo plazo, pues el Gobierno de Estados Unidos, será tildado de violador de los derechos humanos y, polarizará su política interna, aunque ahora beneficie a los republicanos.

Todo Gobierno centroamericano que tenga como eje de su Gobierno el asistencialismo y el “pago de una deuda social histórica”  tendrá, a la larga, un caos económico pues, aunque afirme, que la desigualdad económica se resolverá con la “correcta distribución de la riqueza”,  no podrá hacerlo, pues la riqueza no es cosa que pueda repartirse; es preciso crearla a fuerza de trabajo e inteligencia: sólo es fruto de la iniciativa privada.

Sólo la aplicación de un modelo neo liberal, sin populismo, puede crear la solidez económica del país. Sin embargo, tras años de socialismo o, de  lucha contra a la izquierda, ha creado un modelo sui géneris, en el cual existe la propiedad e iniciativa privada, pero dependiente mayoritariamente,  de las contrataciones estatales, mientras que la iniciativa privada, en su desarrollo con otras, igualmente privadas, es oprimida por la burocracia estatal.

Si los países centroamericanos no enrumban hacia el bienestar, controlan el paso de droga y exterminan a la mara,  no cesará la emigración: generándose en la región, una crisis humanitaria.

domingo, 21 de octubre de 2018

¿SE DESMORONA CENTROAMÉRICA?



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra

La marcha de hondureños a los Estados Unidos, parece   gestada por sectores radicales norteamericanos, usando fuerzas izquierdistas centroamericanas, aprovechando el caos desatado por los gobiernos del Triángulo Norte.

La marcha de hondureños hacia los Estados Unidos tiene, con otras marchas  históricas: la marcha de la sal  en la India (1939), la marcha de Martin Luther King en Estados Unidos (1963) y la marcha verde, iniciada desde Marruecos, hacia el Sáhara Occidental (1975), elementos comunes: la desobediencia al sistema, por medio de la resistencia pasiva.

La filosofía de Mahatma Gandhi, en lo referente a la resistencia pacífica, se puede resumir en estas dos frases: “La fuerza no viene de una capacidad física. Viene de una voluntad indomable” y “en una manera apacible, puedes sacudir al mundo”. La resistencia pasiva, busca desafiar el sistema, por medio sólo de la desobediencia, pues todo sistema legal, se basa en el principio de la aceptación general de la ley y, sólo se aplica la fuerza, en el caso minoritario de quieres la violan, pero en  caso de la desobediencia general, el sistema colapsa.

Centroamérica es  región dominada por la corrupción generalizada, potenciada por el narcotráfico y el crimen organizado. Esta situación, ha hecho que los índices de pobreza aumenten, que los endeudamientos nacionales sean descontrolados y, los niveles de inseguridad jurídica y física, obliguen a emigrar, convirtiéndose los Estados Unidos  en un sueño: al que bien puede aplicarse la frase de Martin Luther King: “Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando y ojalá no tuviera necesidad de soñarla.

Hay riqueza y prosperidad en todo país estable: donde hay caos y corrupción, sólo se encuentran el asesinato y la pobreza. Estados Unidos,  país estable, está rodeado de este caos y es natural, que la emigración busque su seguridad.

Sin embargo, parece que la emigración organizada en una caravana, no es espontánea; tiene dos dimensiones: la necesidad de los migrantes y las consecuencias políticas de la misma.  El migrante cree que dentro de su país, nada puede hacer;  quienes lo instigan, propónese crear caos dentro de Estados Unidos, haciendo colapsar su sistema migratorio y legal. Localmente, ocupan a los migrantes como arma política, para que Estados Unidos, desvíe la presión hacia los gobiernos corruptos de la región.

Estados Unidos debe  bloquear cualquier ingreso masivo de inmigrantes, pues si no lo hace, habría una masiva inmigración, no solo centroamericana, sino repetirse el caos desatado en Europa, por los conflictos africanos y medio orientales. La amenaza podría favorecer electoralmente a Trump y a los republicanos; sin embargo, la presión que se pueda ejercer sobre los países del área (triangulo norte) puede ser dudosa, pues de hecho, estos son hostiles a las políticas norteamericanas: su mirada aún  está sobre el socialismo latinoamericano.

La posición de la UE, será favorable a los Estados Unidos, pues está sufriendo los efectos de la emigración descontrolada. Pero el reflujo de migrantes que retornarán por no poder ingresar a México, creará una desestabilización a mediano plazo, en El Salvador y Guatemala.

El llamado de que salga una caravana de salvadoreños hacia Estados Unidos, en un intento de forzar la emigración masiva, es un desafío al sistema, y  al ser contenida, desestabilizará esta área, creándose un problema humanitario aún mayor, que puede afectar la precaria seguridad de los salvadoreños y amenazar la seguridad de Estados Unidos.  La emigración organizada, es  modo de resistencia pasiva, que puédese hacer quebrar el sistema legal y económico del área, lo cual repercutiría en los Estados Unidos, a un mediano plazo.

miércoles, 17 de octubre de 2018

AD DEFENDUM IUS RESPONSUM DEI



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra


En el libro, “Teología del Martirio Cristiano”, el Padre Juan Vicente Chopin Portillo, compara el martirio de la Iglesia de los primeros siglos, con la muerte de los revolucionarios actuales y, rebate los argumentos Teológicos de Fray Ricardo Fuentes Castellanos, por lo cual acreedor es, del derecho de respuesta, para la defensa de Dios.

Fray Ricardo Fuentes Castellanos, fue un sacerdote Dominico salvadoreño, que inició sus estudios religiosos en la España Nacional, al tiempo en que anarquistas y comunistas, asesinaban a sacerdotes y monjas, en la España Republicana. Por la defensa de la Fe y los valores nacionales, recibió del Generalísimo Francisco Franco, la Orden de Cisneros (que se otorga por servicios relevantes prestados a España) y  el General Augusto Pinochet, le confiere la Orden de Bernardo O´Higgins, siempre por su defensa de los valores cristianos y de libertad. Desde mediados de los años 70´s, fue marginado de la Iglesia (porque advertía de  ésta, su desviacionismo y herejía)  y, ya como Diocesano, se ganó la vida, gracias a sus artículos, publicados en los periódicos y su labor en el Centro de Estudios Económicos y Sociales, desde donde se difundían los valores de libertad y principios económicos, basados en los principios de Ludwig Heinrich Edler von Mises (escuela austriaca de economía).

El “tradicionalismo”, al que hace alusión el Padre Chopin,  tiene su origen en la aplicación de los principios dados en el Concilio de Trento, y las doctrina de San Agustín de Hipona  y Santo Tomás de Aquino (ambos Doctores de la Iglesia). Este pensamiento tradicionalista considera que el “racionalismo”, ha llevado al hombre a centrarse sobre sí mismo y no, sobre Dios. La Teología de la Liberación, al considerar que la iniquidad, es causa de los problemas sociales y exigir la participación social, en las luchas políticas se deriva de la Fe, deja a Dios de lado y, se centra en el Hombre, mereciendo así, las condenas Papales. (El tradicionalismo en su expresión política Española: el “Carlismo”, puede apreciarse en las obras de Ramiro de Maeztu,  Juan Vázquez de Mella y Antonio Aparisi y Guijarro, cuya consigna es: DIOS, PATRIA, FUEROS, REY).

En la Iglesia primitiva, el martirio fue por Fe;  las luchas  revolucionarias actuales, constituyen una agresión a lo establecido por el formalismo de la sociedad, expresado en el Estado y, si nos basamos en los principios aplicables, para determinar la licitud de la guerra (razonados por los Teólogos Salamantinos), el que inicia la guerra, realiza una guerra injusta y la sociedad que se defiende, realiza un acto de legítima defensa.

En El Salvador, la guerra no hubiese sido posible, si la Iglesia católica, no utiliza a las Comunidades de Base (impulsadas por los Padres Rutilio Grande, Inocencio Alas, Ignacio Ellacuría, Plácido Erdozaín y muchos otros) como medio de reclutamiento para las FPL y ERP.

Monseñor Romero, fiel a la Teología de la Liberación  negó consuelo a la familia de un secuestrado y asesinado, por ser “familia oligarca”, pues según esta forma de pensar, el pecado nace de la materia y la iniquidad social y no,  del incumplimiento de las virtudes teologales; fe, esperanza y caridad. Virtudes que Dios infunde en la inteligencia y en la voluntad del hombre, para ordenar sus acciones.

Con la obra “Teología del Martirio Cristiano”, se pretende establecer, que el pensamiento “tradicional” de la Iglesia Católica, ha sido errónea y que, lo derivado del Concilio Vaticano II, es lo correcto. En la práctica, justifica la insurgencia, en la guerra de los años 80´s  y obliga a los católicos a aceptar los principios revolucionarios. ¿Estarán los católicos tradicionales destinados a profesar en las catacumbas?

martes, 16 de octubre de 2018

PARADOJA DE LA DERECHA



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra
.

La Derecha, en su mayor parte,  conformada  por católicos conservadores y practicantes de la religión católica. Por la canonización de Monseñor Romero,  la Iglesia exige que las doctrinas del nuevo santo, sean aceptadas por toda la feligresía, lo que presenta un conflicto espiritual, pues dichas doctrinas – expuesta en homilías y discursos – son contrarias a la Fe tradicional y, contra el principio de libertad individual
Javier Nevascas escribe en INFOVATICANA, el 2 de mayo del 2018, sobre la Teología de la Liberación: “es un intento utópico y perverso de conjugar cristianismo y marxismo”. Calificación  sustentada en la Encíclica “Quod Apostolici Muneris”, de León XIII, que califica al comunismo marxista, como “mortal enfermedad que se infiltra por las articulaciones más íntimas de la sociedad humana, poniéndola en peligro de muerte”. El Papa Pío XI, en la Encíclica “Divini Redemptoris”, definió al comunismo marxista como “intrínsecamente perverso, y no se puede admitir que colaboren con el comunismo, en terreno alguno, los que quieran salvar de la ruina la civilización cristiana”

En la práctica, dichos calificativos fueron vacíos, pues el XXVIII General de la Compañía de Jesús, Padre Pedro Arrupe, hizo   dar un giro a la Compañía de Jesús, quedando así, desechada la doctrina papal, pues se impuso el concepto de “dar una bocanada de aire fresco a la Iglesia”.

Esto afectó la percepción de la Fe, que es creencia viva en los hechos que vienen predicándose por dos mil años. Hoy la idea es que la Fe debe trasladarse a luchas concretas en el ámbito político, para que sea Fe “viva” que dé al hombre un bienestar material, olvida completamente el fin espiritual y el propósito universal humano que consagra el Catecismo, de conocer, amar y servir a Dios. Una lucha de clases, es contraria al Cristianismo.

Hoy  la masonería, es el centro de libertad de pensamiento humano  y, por eso, ha sido señalada como contraria a Monseñor Romero, pues quiere encausársele revolucionariamente, por efecto de la FE, dictada por intereses políticos, que  afirman que la salvación, está en las luchas sociales y, el pecado, es la acumulación de riqueza, sin importar su origen (trabajo o herencia).

Los que piden perdón públicamente, por haber escrito contra Monseñor Romero ¿renunciarán al liberalismo, por el colectivismo? ¿Dejarán de defender la libertad y se sumarán a las organizaciones sociales revolucionarias? Creo que no, pero con sólo considerar una actitud neutra o pasiva, que no defienda sus valores, se carecerá de la suficiente fuerza, para oponerse al socialismo y marxismo.

La “Instrucción sobre algunos aspectos de la ‘Teología de la liberación” dado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, de 1984, será revertida en el caso de que Monseñor Romero, sea nombrado Doctor de la Iglesia,  pues tal título, marca que su doctrina, es guía para el futuro de la Iglesia. En la actualidad, hay treinta y seis Doctores de la Iglesia y, el último nombrado fue San Gregorio de Narek, un místico y teólogo armenio, que murió en  1010, nombrado Doctor, el 2015.

El 1 de julio de 1949  el Santo Oficio decretó, en referencia a si un católico puede inscribirse o ser miembro de un partido a fin al comunismo,: “se debía responder “no” porque el comunismo es materialista y anticristiano y, sus jefes, aunque de palabra digan algunas veces, que ellos no combaten la religión, sin embargo de hecho o, con la doctrina, o con las obras, se muestran enemigos de Dios, de la verdadera religión y de la Iglesia de Jesucristo”.

¿Seguiremos una desviación de la Iglesia o seguiremos la voz de nuestra conciencia, guiada por la Fe cristiana?

sábado, 13 de octubre de 2018

AUGE Y CAIDA DE LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra


Monseñor Vincenzo Paglia dijo: “Romero es el primer Mártir de la Iglesia del Concilio Vaticano II”,  aseveración que afirmó la aceptación de la Teología de la Liberación, dentro de la Iglesia Católica;  dicha desviación, está actualmente en auge, pero  en camino de su caída,   atada como está al socialismo Latinoamericano.

La Teología de la Liberación, nace en 1917: invención del teólogo bautista norteamericano, de origen alemán, Walter Rauschembusch, quien enseño en el Seminario Teológico de Rochester, Universidad de Rochester, Nueva York. Basándose en sus obras, los sacerdotes holandeses promueven  “la democracia eclesiástica”.

Los sacerdotes holandeses presentaron, en el Concilio Vaticano II (1962), sus posiciones teológicas, que fueron inaceptables para la Iglesia; más, al interpretar el Concilio y expresarlo en su “praxis”, se le dio una aplicación  “progresista”, introduciendo  ideas paganas y ateas, que ponían en práctica las doctrinas originalmente propuestas. Todo según las obras “El Progresismo Religioso”, de Manuel Molina y “Teología de la Liberación”, publicada por la Curia del Arzobispado de México.

La Teología de la Liberación, busca la “Liberación” del hombre del pecado, que es la “iniquidad social”.  Este propósito obliga a la Iglesia a la participación política o sea, la búsqueda del poder, el cual es ejercido por el feligrés obligado conjuntamente, con las fuerzas de izquierda, dicha situación es contraria a la tradición de la religión. Y pone a la Iglesia sujeta a los vaivenes políticos, olvidando espiritualmente al individuo, que  busca un refugio en el protestantismo, que no le exige participación política.

La Teología de la Liberación interpreta el cristianismo con un idealismo diferente: “la religión del pueblo”. En esta interpretación, la Redención de Cristo, pierde su carácter espiritual y sobrenatural, convirtiéndose en un fin puramente terrenal.  Se promueve la salvación terrenal, para liberarlo de la opresión económica y política, lo que  pone a esta Teología, hombro a hombro con el marxismo y el socialismo, en la búsqueda del poder.

Al basarse en los Evangelios, para sustentar tales teorías, la Teología de la Liberación promueve una interpretación nueva del cristianismo: se aleja de la Fe y constituye en su “praxis”, una negación de la misma doctrina.

La canonización de Monseñor Romero, es la culminación  de la Teología de la Liberación. Monseñor Romero dijo: “las minorías económicamente poderosas pueden organizarse en defensa de sus intereses minoritarios y, muchas veces con desprecio de los intereses de la mayoría del pueblo” (tomado de la “Iglesia y Organizaciones Políticas Populares”, de Monseñor Romero). Dicha afirmación justifica el alzamiento armado del FMLN y sus crímenes;  se justifica la lucha de clases, como medio de alcanzar sus fines y la Iglesia asume un papel histórico, sin  finalidad extraterrenal, como quedó plasmado en los Pactos de Letrán en 1929.

 Muchos sacerdotes, cuando mostraron su arrepentimiento de su participación guerrillera, en base a la praxis de la Teología de la Liberación, fueron asesinados por el FMLN, a excepción de uno, que murió pistola en mano (tomado de “La Iglesia Popular Nació en El Salvador”, obra de Monseñor Freddy Delgado).

El socialismo y el comunismo Latinoamericano están cayendo por su propio peso: corrupción y  generación de caos social: ¿esto es lo que apoya la Iglesia?, parece que sí. Dañará la espiritualidad de la Iglesia.

Dentro de poco tiempo serán, proclamado beato Rutilio Grande y mártires, los sacerdotes jesuitas. Se agudizará aún más, la crisis entre el catolicismo y la Teología de la Liberación pues se pedirá juicio contra la derecha;  la venida del Papa, tiene finalidad política y, dentro de muy poco tiempo, tendremos la exigencia de responsabilidad hacia ARENA y luego, hacia la empresa privada.

miércoles, 10 de octubre de 2018

CAMINO DE VENEZUELA Y NICARAGUA



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra


La encuesta de la UTEC, publicada el 9/10/2018, marca  tendencia favorable hacia Nayib Bukele y,  las maniobras políticas del presente Gobierno, están creando situación favorable para que El Salvador sea, muy pronto,  un Estado fallido como Venezuela o Nicaragua; será necesario entonces, salir a las calles, para reconquistar nuestra libertad.

La apertura de relaciones diplomáticas con China y el estrechamiento de relaciones con Rusia, son para contrarrestar la posible influencia de Estados Unidos y la Unión Europea: se prepara un  aislamiento internacional, para que  fuerzas nacionales  opositoras, no tengan injerencia en los asuntos de éste país.

ARENA no ha podido conectarse con el votante conservador: se ha cerrado en derredor de las estructuras de sus electos funcionarios. La mayoría conservadora, rechaza  todo proceder  en el cual, se advierta truco o abuso de poder. La hábil propaganda de la izquierda, ha imbuido en el sector conservador, la creencia de que a ARENA, le mueve la corrupción y no, la oposición política. Si estos fenómenos no cambian, el partido no crecerá.

Los jóvenes  ven la corrupción del presente, la  cual en todo político presumen, pero no pueden ver los crímenes que se cometieron en el pasado: empleo  de menores en la guerra, uso de minas,  secuestros y asesinatos; que ahora se  consideran  “ hechos correctos”, aunque se condene las acciones  necesarias para contrarrestar dichos crímenes, que sólo pueden ser valorados, por quienes vivieron o participaron del conflicto.

El presente Gobierno, está preparando una Ley mordaza, para censurar a los medios de comunicación y redes sociales y, contrarrestar el caos que se desatará, por las medidas populistas de Bukele o Martínez.  Ante el caos económico, se espera que China, aporte el dinero necesario, para la subsistencia de un Gobierno de izquierda.

Si Estados Unidos, para evitar la amenaza que El Salvador representase para el área, nos presionase, nos inclinaríamos hacia China y Rusia, como lo hizo Fidel Castro y hoy, Nicolás Maduro. El FMLN, ha favorecido maras, crimen organizado y causa una emigración que puede aún, ser mayor. La relación con China, podría estabilizar en El Salvador, el modelo de Izquierda y profundizar la inestabilidad del país.

Bukele pretende ser una fuerza renovadora de izquierda: la social democracia europea (lo que aprueban  la UCA, y antiguos PDC), para muchos otros, representa los principios no realizado del FMLN (lo que satisface a Dagoberto Gutiérrez, Félix Ulloa y demás disidentes del FMLN). Bukele ha sido claro: su lucha es contra la cúpula del FMLN, aunque tiene el apoyo de José Luís Merino y de otros miembros del Partido Comunista. Muchos empresarios le creen sólo un izquierdista populista, que será “light” (inocuo) en su Gobierno y, que fácilmente, se podría negociar con sus actuaciones de Gobierno.

Solo la convicción de que nos depara un destino incierto, puede hacer una variación en el resultado electoral. Pensar que otros vendrán a sacarnos las castañas del fuego, es una mera ilusión, pues hasta ahora, ningún gobierno socialista, ha sido derribado por las armas: debe ser su población, quien los derrote en las urnas.

Por ahora, parece ser que la fuerza conservadora, no actuará: cree que los políticos viejos, deben salir de la palestra política para dar paso a una “nueva generación”, aunque esta no sea más que, que la que destruyó al país en la pasada guerra. Sorprende  ver en la estructura de Bukele, a antiguos izquierdistas, viejos PDC, de la época de José Napoleón Duarte y, a los más corruptos del Gobierno de Elías Antonio Saca.

Para contener el torrente izquierdista y su fuerza, será necesario convocar a la unidad nacional,  por el peligro común.

 


miércoles, 3 de octubre de 2018

¿QUIEN MATO A MONSEÑOR ROMERO?



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra



Monseñor Romero, comenzó siendo un sacerdote conservador, pero débil de carácter, se dejó influir por los sacerdotes jesuitas, que encontraron en él, un candidato al Arzobispado, fácilmente manejable y, a quien, por consiguiente, sería fácil convencer de las nuevas ideas de la Teología de la Liberación, lo que no hubiese sido posible, si antes no se hubiesen iniciado  la lucha insurreccionaría y los cambios de Pablo VI.

La Teología de la Liberación, en sus múltiples tendencias, se desarrolló en El Salvador, al amparo de la guerra insurreccional y, tuvo su sustento, en las Comunidades de Base, organizadas por sacerdotes de   la Iglesia Católica;   facilitó el reclutamiento a favor de las FPL y ERP. La participación revolucionaria de algunos sacerdotes  significó, en toda Latinoamérica, un eje teológico, para las futuras insurrecciones, planificadas desde la Unión Soviética. Preparo un escenario católico, que sobreviviese a un posible triunfo de la izquierda revolucionaria.

La versión sostenida hoy, por la Iglesia católica, es que Monseñor Romero fue asesinado en martirio, por orden del Mayor Roberto D’Aubuisson; estos señalamientos han tenido como base, el clamor público de izquierda y no, pruebas científicas. Sin embargo, otros indicios pueden acusar  a otras personas, con  bases más creíbles, que la acusación que pesa sobre D’Aubuisson,

Una noticia publicada por Reuter,  el  31 de enero de 2009, firmada por Dan Williams, señala como responsable del asesinato de Monseñor Romero, a la “operación centauro”, ejecutada por militares venezolanos, en coordinación con Leopoldo Castillo (Embajador de Venezuela en El Salvador), cumpliendo órdenes del Presidente Luis Herrera Campins y, en relación con la CIA, en apoyo al Gobierno de José Napoleón Duarte. Esta versión, ha sido confirmada por el venezolano Mario Silva, en su programa “La Hojilla”, en Venezolana Televisión.

Don Ricardo de la Cierva, en su obra “Oscura Rebelión en la Iglesia”, plantea que Monseñor Romero, se había dado cuenta de su error teológico y que, por ello, fue asesinado por la Izquierda. Esta tesis podría ser apoyada por la hipótesis de que Salvador Sánchez Cerén, permitió, desde sus posiciones en Chalatenango, el paso de un tirador desde Honduras, y en coordinación con el Gobierno de José Napoleón Duarte. Otra teoría, expuesta en periódicos uruguayos, es que fue una operación planificada, desde los organismos de inteligencia argentinos, que anticipaban una expansión de la  Teología de la Liberación, como punta de lanza de la revolución latinoamericana.

Varias son las hipótesis sobre la muerte de Monseñor Romero, pero ninguna calza con el  fin político que hoy se persigue: hacer perder legitimidad moral a ARENA, porque su fundador fue el responsable de que se cometiese dicho asesinato. Basta oír las prédicas en la mayoría de las Iglesias, donde se venera a Monseñor Romero y se ha adoptado la simbología de la Teología de la Liberación.

San Juan Pablo II y Benedicto XVI, fueron opositores a la santificación de Monseñor Romero, pues su doctrina caía en la herejía y, su ortopraxis, conduce a la herejía  de la Teología de la Liberación, que insta a la revolución, señalando que el fin de la Iglesia, es estrictamente terrenal y no, extraterrenal.

El actual Papa Francisco I, siendo encargado provincial jesuita, en Argentina, tuvo mucha inclinación hacia la Teología de la Liberación y así, Monseñor Romero, es elevado a los altares como ejemplo de la revolución religiosa, en  lucha contra el “imperialismo” y la “desigualdad económica”. Monseñor Romero, es venerado como político, por las Iglesias Luterana y Anglicana.

Muchos  católicos  aún ven en Monseñor Romero,  como político de izquierda y, la Iglesia reconocerá su error en los siglos venideros, como ya lo ha hecho, en otras ocasiones.

domingo, 30 de septiembre de 2018

LA IMPLOSIÓN DE ARENA



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra



Hugo Martínez y Nayib Bukele han proclamado, como realizaciones políticas, los valores  del FMLN guerrillero,  teniendo a Schafik Hándal,  como su ideal político. Aunque en sus campañas hay objetivos diferentes, representan dos caras de la misma izquierda que llevó al país a la guerra, según ellos inconclusa y, cuyos efectos sobre ARENA, han sido propiciar una implosión, que dejará a la mayoría del electorado conservador, sin una representación política.

La implosión es un fenómeno físico: describe el hundimiento y rotura hacia dentro de las paredes de una estructura, cuya presión es inferior a la del exterior. En este caso, ilustra el fenómeno que están induciendo los estrategas de la izquierda, en ARENA al cual ésta, no sabe enfrentar, pues en la búsqueda de nuevos nichos políticos, ha abandonado su fuerza natural,  el conservadurismo político, creyendo  que éste, le será siempre fiel. Al perder dicho sustento, obliga a la cúpula y a su sector financista, a fortalecer su estructura organizativa,  dependiente de las estructuras de sus diputados y alcaldes y no, de los sectores.  En la medida en que la organización partidaria se fortalece, se debilitan sus sustentos: las estructuras repelen al votante conservador, produciéndose  efecto opuesto, al que se pretenden.

Para la cúpula del FMLN, es indiferente que gane Martínez o Bukele, pues ambos le aseguran su impunidad, tanto como criminales de guerra, como defraudadores del Estado. La campaña de Martínez, tiende  a consolidar el poder dentro del FMLN, permitiendo que el ala “renovadora”, tome protagonismo  y, deja que Bukele, arrastre a GANA y a la disidencia del FMLN, en  consolidación política de la Izquierda.

Las acciones de dichos  dos candidatos, han obligado a ARENA a girar hacia el “progresismo libertario” (aborto, aceptación de los homosexuales y mareros), en la seguridad  de que sus votos, podrán darles el triunfo electoral. Sin embargo, ha habido  alejamiento de los valores conservadores, apartando  a muchos de sus votantes, en un fenómeno de “implosión”, el cual ha generado, por la necesidad de concentración de poder: esto se ha manifestado en dos fenómenos clave: la elección del presente COENA y, la elección de Carlos Calleja.

En ambos eventos,  túvose que forzar sus triunfos, a costa de descontentos políticos, ahondados luego y, aún no superados, y que obligó a un endurecimiento de las estructuras, que perdieron su relación con el votante. Forzar  la “democratización” de los partidos políticos, desde la Sala de lo Constitucional, fue  una de las causas de este fenómeno.

La santificación de Monseñor Romero, obliga a ARENA a alejarse del Mayor Roberto D’Aubuisson, debido al “progresismo religioso”, pero al mismo tiempo, sin darse cuenta, se aleja de los valores conservadores que inspiraron al fundador de ARENA. Prueba de ello, es que el inicio de campaña se hará en El Salvador del Mundo, frente a la estatua de Monseñor Romero y no, en Izalco, ciudad mártir en 1932 y donde se  puso fin al alzamiento comunista.

Todas las encuestas señalan la alianza de Carlos Calleja  dentro de un 20% de aceptación  del voto efectivo,  y no crece; existe  sin embargo  un 51% de conservadores con voto indeciso. Putin y  Trump, como otros líderes actuales, han comprendido que el sector conservador es aún determinante y, lo han explotado en su beneficio.

Si ARENA se volviese a los valores tradicionales, pudiera remontarse sobre las preferencias de Nayib Bukele;  de no hacerlo, dejará sin representación política a la mayoría de los salvadoreños conservadores. No es un giro hacia el populismo o, hacia una “derecha más social”, la que salvará al país, sino los valores liberales y cristianos que nos hicieron soberanos e independientes.






sábado, 15 de septiembre de 2018

EL NEO-TRANSFUGUISMO



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra



El transfuguismo,  violenta el principio de la representación  y, está prohibido por la ley; no obstante, Nayib Bukele, según declaraciones de dirigentes del PCN, publicadas en La Prensa Gráfica, está sobornando a las estructuras más pobres de dicho partido, obteniendo su apoyo político; presenta, dicho proceder, escenario de neo-trasfuguismo, no sancionado por la ley, pero sí, por los partidos políticos; de sancionarse, obligaría a la expulsión del partido, pero sin anular el cargo público ostentado, lo cual daría al tránsfuga, la ficción de tener,  de quien le ha pagado, formal representación política.

Si el PCN, ha denunciado la compra de sus afilados con  cargo público, es de suponer que lo mismo se ha hecho con los afiliados del PDC y de ARENA. El caso de Julio Henríquez Medina, concejal de la Alcaldía de Ilopango,  quien ha dado públicamente su apoyo  a Nayib Bukele, afirmando en  el periódico digital UtimaHora.sv, que se ha pasado a Nuevas Ideas. No importa el motivo de su decisión,  ha sido por convicción o dinero, pues está ejerciendo un cargo público con intereses contrarios al partido que lo eligió: el dilema practico es ¿Qué línea política seguirá?, seguramente no, la de los electores.

El cambiar de línea política, es normal y, la ley  no regula la decisión  de la voluntad humana;  sin embargo, haciendo una analogía, podríamos compararla con la compra de un voto, en el día de las elecciones, derivando de allí,  una tipo de fraude electoral, aún no regulado por la Ley, pero sí, por la ética.

Según el Art. 104 lit. d, de los Estatutos de ARENA,  dicho Concejal, pierde su afiliación al partido; esto, si se le llevase ante el Tribunal de 1ª Instancia, pero no, el de funcionario propuesto por el partido, así podría proclamarse, como el primer Concejal de Nuevas Ideas, sin haber sido aún sometido a elecciones.  Razón por la que, aplicar este Art. sería de hecho, facilitar y avalar el transfuguismo. La única manera de evitar más deserciones, es aplicar una “suspensión de los derechos del partido”, inhabilitándolo, para pasar a otro partido, manteniendo la estabilidad  en público, pues de hecho, esa persona, hará todo lo posible por favorecer a quien le ha ofrecido algún beneficio político o dadiva.

El rumor político dice que, para asegurar la candidatura de Bukele en GANA,  cada uno de los diputados de dicho partido, fue favorecido  con $ 30,000, en un plan orquestado desde Casa Presidencial y, financiado desde la estructura oculta de Saca, pues solo  ha sido encontrado un 10% de lo defraudado al Estado.

El hecho de cada diputado, de su aval para que Nayib Bukele ingrese a su partido, no es delito, ni lo es,  la intriga política, ni usar el dinero que fue defraudado al Estado, si éste, no ha sido señalado como tal, por la Fiscalía General de la República; sin embargo, sí dice que el sistema político, está podrido y corrupto, sin que se cumpla el fin de conducción del país.

Nayib Bukele, ha desmentido la acusación de haber sobornado a funcionario alguno, sin embargo ¿es para el público en general creíble dicha afirmación? La votación de febrero del 2019, lo dirá.

La población percibe que en la vida política, está privando el interés de poder, para que los funcionarios públicos se lucren, pues “invierten” en la política, para que  ésta, les reditué aún más.

Ya no es la política para defender sus intereses económicos, pero sí, para adquirir directamente un bienestar económico, mediante el latrocinio de los bienes públicos; ese, es el mensaje que nos han dejado Tony Saca, Mauricio Funes y hoy Nayib Bukele.

viernes, 14 de septiembre de 2018

LA ZONA ECONOMICA ESPECIAL



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra


La pretensión inicial de China, era una zona autónoma en la costa, de 5,000 kms2, lo que  siendo inconstitucional, se cambió por la figura de proyecto de “Ley De La Zona Económica Especial De La Región Sur Oriental de El Salvador”, solicitándola, antes del rompimiento con Taiwán. La extensión hoy propuesta,   abarca poco más de 2,000 kms2, la cual debe desarrollarse  previamente, para cumplir los fines propuestos. Este proyecto, presenta cinco problemas conceptuales, que no traerán beneficio ni sustentabilidad: crearán un inmenso endeudamiento como el de Venezuela, Sri Lanka o los países africanos.

Los problemas son: 1) control absoluto del Ejecutivo, 2)  exclusión   de nacionales,  3) desarrollo previo  de la zona, 4) insostenibilidad a mediano plazo 5) La zona económica, abarcará, la zona costera, permitiendo la explotación de los recursos marinos y del gas natural, lo que no es típico, de una zona maquilera.

Aunque se incluya la participación de dos alcaldes, el ejecutivo tendrá pleno control de todo proyecto. Por lo que, en algún momento, todo podría ir contra la autonomía administrativa municipal, garantizada por la Constitución. La experiencia hondureña nos enseña que, es necesario un desarrollo previo, no contemplado  aún en el proyecto de ZEE y,  el cual tendría que costearse  con deuda; el mantenimiento de dicha infraestructura, no sería sostenible en el tiempo, pues si cada empresa, aporta el 3% de su inversión para desarrollo, al llegar al límite de inversionistas, en una suerte de  pirámide, sólo será sostenido por los impuestos de nacionales en la zona y, no tendrían  capacidad para sostener la infraestructura creada, especialmente la que esté bajo responsabilidad de las municipalidades: sería necesario aumentar los impuestos a los salvadoreños en el área y, las actividades excluidas de beneficios fiscales, como la caña, se verían perjudicadas.

El sistema esta creado para un endeudamiento progresivo e insostenible a largo plazo. El desarrollo de la zona, fue planteado a Taiwán a un costo de 27,000 millones de dólares. China ofrece  comprar la deuda nacional, la cual llega a casi 20,000 millones de dólares y financiar el desarrollo del área. 
El presidente chino, Xi Jinping, anunció un nuevo paquete de financiación (60,000) millones) en el discurso inaugural del Foro de Cooperación China-África (FOCAC) en Pekín, para buscar el desarrollo, del continente africano; sin embargo, igual política ha sido desarrollada en Venezuela, que le debe hoy, 70,000 millones, ahora Nicolás Maduro está renegociando su deuda, pues Venezuela no puede pagarla y, dará como pago, la administración de sus  pozos petroleros. De esta manera Sri Lanka, ha perdido  un puerto y África, perderá sus recursos naturales.

Se nos ofrece negocios a corto plazo y, satisfacer las necesidades de la zona, pero a un costo mucho mayor, a largo plazo, pues las actividades económicas, no relacionadas con la actividad China, tendrán un perjuicio económico.

Nueva Zelanda fue el primer país desarrollado, en subscribir un TLC con China; hoy,   está preocupado por la facultad que, a las empresas chinas, da el acuerdo de llevar a juicio al gobierno de Nueva Zelanda,  caso que este, decidiese restringir, de cualquier modo, el comercio y las inversiones chinas, por motivos asociados a los derechos laborales, las normas ambientales, de salud y las desventajas en que han caído los productores agrícolas neozelandeses. Se han presentado ya, problemas medioambientales y de salud pública y, de competividad agropecuaria. Varias empresas han cerrado por causa de su asocio con empresas Chinas.

La prometida bonanza será  ilusoria; sólo asegurará el neo colonialismo Chino. ¿Con qué pagaremos? Con nuestro gas natural, nuestros recursos marinos y mineros. Y el desmedro de nuestra industria azucarera. ¿no seremos entonces una colonia?

sábado, 8 de septiembre de 2018

INTERPRETANDO ENCUESTAS



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra


La última encuesta de LPG Datos,  UFG  y, el análisis del investigador  Dr. Oscar Godoy, muestran una tendencia que puede resumirse  así: 1) habrá segunda vuelta electoral, 2) Nayib Bukele ha llegado a su tope de aceptación, pero ya desciende, 3) Carlos Calleja aún tiene potencial de crecimiento, pero los problemas internos de ARENA, no le permiten aprovecharlo, 4) el FMLN, aunque consolida parte de sus bases, tiene nulo valor, en la primera vuelta y, esto puede ser decisivo  para el triunfo de Bukele, en segunda vuelta, 5) la voluntad del electorado la mueve la emoción, y no, el razonamiento.

Bukele ha aprovechado la emoción que despiertan la anti- política y el populismo y, ha  llegado a su tope electoral, ayudado por su red de troles, que  mediante las redes sociales alcanza  al 44% de la población. Ha puesto su tope electoral, gracias a su ingreso a GANA, uno de los partidos, a juzgar por la población indecisa, de más alto índice de corrupción.

Por dicho juicio va bajando, en la medida en  que él no aparece y,  pese a que no es atacado por corrupción en sus dos pasadas administraciones. Denota su vulnerabilidad, la agresividad con que responde ante cualquier señalamiento y, en el afán de mantener su imagen,  pretende cambiar los símbolos de GANA.

Bukele está llevando la iniciativa política, pues el socavar la unidad del PDC, es una maniobra que veremos repetirse, en el PCN y ARENA, explotando los resentimientos internos y la corruptibilidad de políticos de carrera: que no incidirán significativamente en una votación, pero que sí, son manejos del gran show montado por Bukele.

Carlos Calleja, está en el nivel más bajo  de su posibilidad  electoral, pues como su potencial de crecimiento, tiene un 51% de indecisos. Parte de este potencial, es la masa que apoyó a Javier Simán y que ha quedado resentidos por la actitud de los mandos medios, que apoyaron a Calleja. Lo que dio  ventaja electoral en las internas, es hoy  lastre en las presidenciales.

Al triunfo  electoral de Calleja, se interpone el interés local de los mandos medios; pues la unidad necesaria de hoy, pone en peligro, para estas personas, el control futuro del partido, lo cual afectará sus candidaturas para el 2021. Sin embargo, el descalabro en las presidenciales, no sólo golpearía al partido, sino también al país, perjudicando sus aspiraciones.

Aunque el FMLN ha logrado  consolidación parcial de sus bases y poder interno, parece que no será un fuerte contrincante: posee una aceptación, la mitad de ARENA y, un tercio de Bukele, pero, puede ser decisorio, en una segunda vuelta. La corrupción de sus funcionarios  y la protección a Mauricio Funes, son  lastres que no le permiten lograr el favor de los jóvenes;  el otro, es la inamovilidad de su cúpula.

La utilización  de la última donación de Taiwán al país,   no está dando el resultado esperado y, tampoco dará resultado, la ayuda China para el FMLN; pues no hay tiempo para que sea usada electoralmente, sin embargo, establece una suerte de relaciones que serán continuadas por quien gane, sobre todo si es  Bukele, pues la mayoría de sus funcionarios saldrán del FMLN, dando a la izquierda, una especie de renovación, aunque no cumplirá las expectativas deseadas: sólo  asegurará la impunidad de la cúpula del FMLN.

Calleja necesita primero, consolidar a ARENA  y luego, publicar la corrupción de Bukele. La imagen de éste, como corrupto y negociador con pandillas,  no ha sido aún afirmada, en el sentir del indeciso.

viernes, 7 de septiembre de 2018

CAPITÁN GENERAL GERARDO BARRIOS Y LA TRANSCULTURIZACIÓN



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra


En un artículo publicado en LPG, basado en la investigación de Carlos Gregorio López Bernal, se denigra la imagen y el patriotismo del Capitán General Gerardo Barrios, tildándolo de corrupto, al igual que los funcionarios actuales. Han defendido su honor y memoria, más de treinta organizaciones sociales y cívicas y hoy, 7 de septiembre de 2018,  se realizará, en la plaza Capitán Gerardo Barrios en San Salvador, un acto para desagraviar su memoria;  sin embargo, conviene aclarar la razón, de dicho ataque: la transculturización.

El término nace de la antropología, creado por el cubano Fernando Ortiz en 1940, con el cual explica que,   los elementos de una cultura, pueden ser substituidos por los de otra, efectuándose una transculturización; dicho fenómeno puede efectuarse naturalmente, o inducido, con fines políticos de largo plazo.

Años antes, el comunista italiano, Antonio Gramsci, había creado  el término “Hegemonía Cultural” y con éste, desarrolló la teoría de “Hegemonía / bloque hegemónico”, que atribuye un papel central, a la relación infraestructura (fuerzas de producción y, relaciones sociales de producción) con la superestructura (“ideología”: sistemas de ideas, doctrinas y creencias de una sociedad), a partir del concepto de “bloque hegemónico”; en cuanto esta relación se cambia, cámbiese también sin advertirlo, el sustento de la política cotidiana.

La sociedad salvadoreña es liberal y se basa en dicha doctrina,  la organización política y económica de su Estado, constituido así, desde el Gobierno del Capitán General Gerardo Barrios, fusilado en su lucha contra los conservadores. En la política del Capitán General Gerardo Barrios, encarnó el espíritu unionista de Morazán y, el de independencia de nuestros próceres. Igualarlo a los políticos corruptos de hoy, es destruir el ideal nacionalista que nos defiende contra los propósitos de  la izquierda: la transculturización, para que la sociedad olvide las virtudes cívicas y, adopte la complacencia actual;  sería destruir la “superestructura”, que sustenta el diario quehacer de libertad. Si eso faltase, no habría ideal que se opusiese al marxismo / socialismo.


Si el individuo carece de firmes valores nacionales, las teorías marxistas se apoderan fácilmente de su mente y alma y, fácilmente es posible que se efectúe la “transculturización”; este proceso no se da sólo en El Salvador, que existen ejemplos en México y España.

En México se asegura que los “niños héroes” de la batalla de Chapultepec (1847), no fueron héroes, sino soldados borracho o reos escapados del Castillo y, que Juan Escutia se cayó envuelto en la bandera por ebrio y, niegan su calidad de cadetes. También se pone en duda el patriotismo de Don Benito Juárez.

La transculturización está permitiendo destruir en España,  todo símbolo del franquismo: hasta derribar la estatua del General José Millán Astray y Terreros: su nombre, fue borrado por el Ayuntamiento de Madrid pero, posteriormente, el 30 de agosto de 2018, fue obligado por el Juez 7° de lo Contencioso Administrativo, a restituirlo. Se pretende también, exhumar los restos del Generalísimo Francisco Franco Baamonde, extrayéndolo del Valle de los Caídos, todo para crear una nueva “memoria histórica”.

Hoy se ha quitado la misa dominical de la televisión Española, para destruir el sustento del nacionalismo católico y potenciar el localismo que provocará al separatismo. En El Salvador, ha habido intentos de revivir la cultura negra e indígena, para crear conflictos ya resueltos por el mestizaje, las leyes y las costumbres.

En la Universidad de El Salvador, en cuya entrada están las imágenes de Melida Anaya Montes, Monseñor Romero y Farabundo Martí, símbolos de la revolución salvadoreña, Carlos Gregorio López Beltrán, ha encontrado inspiración, para  denigrar al Capitán General Gerardo Barrios;  como efecto de ”transculturización” con fines políticos.

sábado, 1 de septiembre de 2018

GEOPOLÍTICA DE EL SALVADOR Y CHINA (Parte III)



Por     
Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra


Cuando tomo posesión  Mauricio Funes,  y fue invitado el grupo insurgente, Frente Popular de Liberación de Seguía el Hamra y Rio de Oro (Frente Polisario), entendiose que  habría  cambio, en las relaciones tradicionales con Marruecos, Taiwán, Israel y Estados Unidos, favoreciendo las relaciones, derivadas del pasado conflicto armado: OLP, FARC, Frente Polisario, Cuba, Rusia, Nicaragua, China y del presente conflicto: Venezuela e Irán.

Para el FMLN, era cuestión de tiempo y oportunidad,  pagar  sus antiguas deudas de guerra  y, adherirse al bloque venezolano, en su proyecto geopolítico. El Salvador, al apoyar al Frente Polisario, traiciona a Marruecos, que es único aliado confiable, en el mundo árabe,  y prueba que el FMLN, dará prioridad, a toda relación ideológica, por sobre los intereses nacionales, salvo que ésta, llene sus bolsillos.

La ayuda de Taiwán a El Salvador, y el dinero entregado al FMLN ($ 4.5 millones para la campaña de Mauricio Funes,  no fueron reportados a Hacienda y al TSE), son práctica normal de ese país, en su lucha contra China continental, tuvieron un impacto electoral en nuestro país, favoreciendo finalmente, los intereses Chinos.

El pretexto del Gobierno salvadoreño, es que China es una sola: el control lo tiene la Republica Popular China; pero diferente es, la naturaleza con Taiwán; quedó claro, en el artículo REPUBLICA DE CHINA. EJEMPLO DE PLURALISMO DEMOCRATICO, publicado el 17 de febrero de 1993, en el Diario de Hoy, por el catedrático universitario e investigador, Lic. Juan Francisco Campos; así pues no deben considerarse como un solo país, como lo afirma la Vice- Ministro de Economía, refiriéndose a Taiwán, como  provincia rebelde de China.





La penetración de  China en El Salvador era inevitable: existía un componente ideológico, en favor de China continental que venia del conflicto armado.  De la muerte de Salvador Cayetano Carpio (Pro China-Vietnam), surgió el liderazgo de Salvador Sánchez Cerén, en las FPL.   Sin el dinero de Taiwán, su relación se habría roto, desde el 2016, fecha en que se planteó la penetración China en El Salvador, como lo afirmó el Presidente de CEPA.

Los efectos del rompimiento con Taiwán y, el acercamiento con China continental,  harán sentir  el cese de ayudas, lo cual creará una dependencia de China cada vez mayor. Cuando Japón suspendió su ayuda a El Salvador, perdió   su honor - cuando creó la secesión de la Manchuria (1931) y creando el Manchukuo,  El Salvador lo reconoció, a despecho de la exigencia internacional y, mantuvola  durante toda la Segunda Guerra Mundial. Japón manifestó  entonces, que el gesto de El Salvador no sería nunca olvidado por Japón, pero hoy lo ha hecho.

China tiene una posición favorable en El Salvador, para su expansión en Latinoamérica, incrementando su alcance económico geográfico, fortaleciendo el geoestratégico, el cual de alguna manera, fortalece su expansión geográfica en Asia. China sostiene en la actualidad, conflictos territoriales con India, Taiwán, Malasia, Vietnam, Pakistán, Filipinas, Bután  y Japón.

Debemos considerar las vulnerabilidades nacionales: 1) corrupción generalizada, 2) compatriotas en Estados Unidos y la influencia de sus remesas, 3)  sistema dolarizado, 4) las pretensiones de Honduras sobre el Golfo de Fonseca, que afectarán el territorio sobre el que se asienta la Zona Económica Especial.

No sería de extrañar que, el conflicto limítrofe en El Golfo de Fonseca, sea reactivado por un efecto de contención de la expansión China en El Salvador y, de una carrera armamentista en el área.

Hay quienes afirman que sólo debemos ver el aspecto económico y a estos replico: dichos negocios, serán la tela de araña en la que quedarán atrapadas por siempre, la independencia y soberanía nacional.